Diseño sustentable

El modelo sustentable se trata de una unión entre los conceptos de diseño y desarrollo sustentable, en el que el diseño debe satisfacer las necesidades humanas mediante la funcionalidad y la estética, a la vez que debe respetar la naturaleza. En Octubre de 1984 se reunió por primera vez la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, atendiendo el pedido de las Naciones Unidas en el sentido de establecer una agenda global para el cambio. La comisión partió de la convicción de que es posible para la humanidad construir un futuro más próspero, más justo y más seguro. Con este enfoque publicó en Abril de 1987 su informe denominado “Nuestro futuro común”.

Aquí se plantea la posibilidad de obtener un crecimiento económico basado en políticas de sostenibilidad y expansión de la base de recursos ambientales. Esta comisión definió al modelo sustentable como aquel desarrollo que satisface las necesidades actuales sin comprometer a las futuras generaciones. Este concepto se centró únicamente en la protección del medio ambiente, el cual fue modificado en 1992 tras la celebración de la Cumbre de la Tierra, a partir de allí el modelo de sustentabilidad es pensado dentro de tres pilares, unificados con el objeto de buscar un crecimiento económico favorable, la justicia social y la preservación del medio ambiente, esto se alcanzará cuando de manera equitativa converjan las tres dimensiones. Desde los años cincuenta, las empresas son cuestionadas por la contaminación generada del aire y del agua, como consecuencia del crecimiento de su producción. Los orígenes del diseño sostenible están en la década de 1970 cuando uno de los pioneros de los cambios dentro del diseño industrial, el italiano Víctor Papanek, en su libro Diseño Real: Ecología Humana y el cambio social, explico la forma en que el diseño de la posguerra se centró más en la creación de necesidades artificiales en lugar de las necesidades esenciales y fundamentales. En su análisis sugiere que las necesidades básicas son generalmente más difíciles de cumplir para los diseñadores y son mucho menos rentables para las empresas. Papanek propone dentro del diseño sustentable tres principios:

1- coherencia con los principios fundamentales del diseño, tanto sociales, culturales como ambientales.
2- el uso de materiales de baja intensidad energética, en referencia a la eficiencia de los sistemas de producción.
3- la alta calidad dentro del contexto, refiriéndose a la integración de los sistemas de producción y consumo dentro de un contexto de calidad de vida establecido por la misma comunidad.

Es fundamental evaluar desde el inicio todo el ciclo de producción y de vida del producto. Esto involucra cada área, cada eslabón de la cadena productiva, desde los materiales, pasando por la producción, los impactos que pueden generarse, la logística, el marketing y, por supuesto, el diseño.

Según Marco Capellini, los consumidores también somos responsables por la elección que hacemos al momento de adquirir un producto, si realmente nos informamos sobre las propiedades del mismo y si priorizamos que para su elaboración, distribución, comercialización y disposición final se haya tenido en cuento criterios de sustentabilidad ambiental y social”. los empresarios tienen que comunicar necesariamente el valor de sus productos, cómo son elaborados y su historia, para que puedan ser elegidos por el consumidor.

Para que el proceso de avance hacia la sostenibilidad tenga éxito, es preciso aumentar el grado de concienciación comunicando mejor los problemas e implicaciones de formas concretas de actuación. Los agentes privados tienen un importante papel que desempeñar en este proceso del modelo sustentable.

Fuente: Wikipedia

0 Comentarios
Se el primero!

Comentar

* necesario

Este sitio está optimizado para navegadores modernos.

Por favor, descargue Chrome, Safari, IE8 o Firefox